Las malas letras

Published by El abajo firmante under on 4:09:00 p. m.
Anoche del twitter salieron dos conversaciones interesantes, con blogueras por cierto, una de ellas trataba sobre la similitud entre las palabras y las mujeres, la otra de similitudes entre la bloguera y yo. De ambas conversaciones salieron ganas de mandar al carajo a muchos, más bien a muchas.

Si ustedes leyeron este blog antes de su estúpido cierre hace un año ya sabrán que la mayor parte de los problemas en mi vida son consecuencia de mis relaciones con las mujeres, si no lo sabían dénse por enterados. Ha pasado un largo año y patéticamente sigo en las mismas, me relaciono sólo con mujeres que no pretenden tomarme en serio.
Lo peor del caso es que algunas de esas mujeres han sido ya parte de este blog, las casadas, las de novio, las de siempre y las que nomás nunca. Tuve la gran idea de llamarme maduro y aceptar a muchas en facebook, messenger o darles followback en twitter; las consecuencias son obvias: celos, reclamos, risas, lujurias, coqueteos, toqueteos y demás situaciones nada sanas con mujeres comprometidas por otro lado.

Pero les contaba que de pronto estaba hasta la madre de reclamitos tontos, así que mejor decidí reabrir esto para desahogarme porque algunas mujeres nada más no entienden. Y aclararé unas cosas.
En primer lugar no soy ninguna clase de galán ni conquistador, tengo suerte con las chicas muchas veces pero sólo es suerte inicial. Pasada la etapa de enamoramiento inicial comienzan a quejarse de lo mismo que decían les atraía de mí. Tampoco soy un mujeriego ni un coqueto, admito que soy bastante cursi y cariñoso con mis amigas y amigos, pero sólo con algunos.
Por otro lado, hace mucho que no prometo amor eterno ni "doy alas" a nadie. Cierto, he tenido relaciones pasajeras y encuentros casuales, pero a veces ni mi número de teléfono proporciono. Aunque no sé como le hacen algunas que terminan encontrando mi facebook o twitter, y en casos extremos consiguen el número de la casa de mi madre.
Una comadre dice que debo ser bueno en esos encuentros, pero con ella nunca he tenido sexo. Otra comadre, antes novia, dice que tengo un no sé qué que atrapa, pero ya busqué y no me veo por ningún sitio cadenas ni esposas ni chicles.
Sé bien que lo primero que cualquiera pensaría al leer esto sería del tipo: qué patán tan engreído, tendrán razón. Soy en definitiva ese tipo que no quieren como novio ni desean llevarse a la cama, ni tú ni las otras, así que mejor dejen de pensar cosas que no son porque en definitiva estarán equivocadas.
Y si no les gusta pues no me lean, regalen el unfollow, borren mi nombre de sus listas o pongan un bloqueo donde mejor consideren.