Diccionario

Published by El abajo firmante under on 8:55:00 p. m.
Chonga (o): (adjetivo) Se aplica para definir a todas aquellas personas que el Neno considera de inferior inteligencia a la suya. La palabra fue robada del lenguaje de su abuela. Se supone es una palabra hidalguense pero nadie de por esos lares sabe que significa y niegan conocerla.

Por pedido

Published by El abajo firmante under on 7:36:00 p. m.
Leéme chonga que ya estoy harto de que me pidas siempre un post. Mira escuincla que yo no escribo por trabajo, mucho menos por una tonta reclamación.

Decidí que sí te mereces un post, dijiste que no importaba que fuera mala lecha. Aguanta vara como dices y leete esto con cuidado. No me pidas que te explique mis otros comentarios, si no los entiendes o los mal entiendes eso es tu problema igual que los demás sujetos que me leen.

Ya he definido el amor, el odio, la admiración, el enamoramiento y ahora me toca definir batracios. Rana fea escribo esto esperando que por fin me dejes de cachondear casda que me acerco a ti. Si te digo que no me agrada ser tocado por personas a las que no deseo tocar estoy hablando en serio. Lo juro por tu novio.

No profundizaré demasiado en tu vida, simplemente diré una que otra cosita. Tu familia me da miedo, y por decencia: POR FAVOR ADVIRTELE A TU NOVIO. Tu novio a veces me da pena, estoy casi seguro que confía en tu monogamia. Tu gato, como todos los gatos, me da asco (no importa que no lo conozca). Tu amiga la vestida es solo un compañero de trabajo, ya dile que es en serio cuando digo que no me interesa su amistad. Te repito que el mejor amigo de tu novio está enamorado o al menos medio cachondeado por tí. Con tus pláticas haces que cada vez confíe menos en el género femenino. En definitiva las chicas como tú me han hecho temer a las relaciones amorosas.

Aqui tienes tu post, breve pero con cariño. No puedes decir que fui mala leche contigo. Si un día te regeneras regresa al mundo un poco de la buena vibra que te da y haces como que no te das cuenta.

El virus

Published by El abajo firmante under on 7:40:00 p. m.

Soy un super héroe

Published by El abajo firmante under on 2:40:00 p. m.
Estoy pensando seriamente buscar alguna liga tipo X-men o similar.
Hace poco leí que en cuanto te subes a una moto adquieres el maravilloso poder de la invisibilidad. No lo creí pero es cierto. No sé si es una función que se pueda desactivar pero al menos sé que mi motito la trae, y ella también se vuelve invisible cuando estoy arriba.

Lo comprobé ya varias veces, la primera cuando la idiotita de la explorer dijo que no me había visto y casi me pasa encima. Aclaro que llevaba casi dos minutos detrás de mí en el mismo atasque de tráfico, lo cual quiere decir que la invisibilidad es permanente o al menos de larga duración.
Otras veces lo he comprobado porque no importa que tanto avise que cambiaré de carril, nomás no ven mis intermitentes, no importa que yo vea el reflejo de estas en su rostro, nomas no las ven. Lo cual añade más poderes a mi lista, puedo ver cosas invisibles.

Otro de los super poderes que me da la moto y que no había notado es la invulnerabilidad. Esta, debo aclarar, la deduje de la forma en que me tratan los enlatados. Es decir les vale madre cualquier daño que le puedan hacer a las motos.

Hace unos momentos me dí cuenta de que también empiezo a adquirir nuevos poderes, como los reflejos de paranoide. Y otro que no sé bien como llamar pero podría ser consecuencia de la costumbre, acabo de verle un hoyo al casco. ¿Cómo se le hizo? muy fácil, anoche fui invisible para un camión y pasó sobre la gravilla a mi lado y unas cuantas piedras volaron jugando a zapearme, no sé cuánta fuerza puedan tener pero una de ellas vilmente me hecho a perder el casco. Ya tiene su rayonzote hoyudo y yo un gasto más que tampoco estaba programado.

Por momentos me pregunto si en verdad yo adquiero poderes al subirme a la moto o en definitiva la pendejez humana aumenta exponencialmente al ir detrás de un volante, adentro de una lata y fumando, fajando, hablando por celular, sacándose los fluidos nasales, rascándose la entrepierna, gritándole a los niños del asiento trasero, cantando que tete ya se atreva, en fin todas esas cosas que no son riesgosas sino costumbres de los supuestamente malos conductores, esos malos conductores que pilotean borrachos, enojados, cachondos, apendejados y subcapcitados para la responsabilidad que implica controlar la tonelada y media de fierro que usan para transportar sus 80 kilos (exagerando) de inhumanidad.

No te engañes

Published by El abajo firmante under on 10:29:00 a. m.
Existen frases y actitudes que te pueden decir mucho de tu (actual, futura, prospectada, anterior, eterna) pareja, he aquí algunas de ellas.

Si te dice al rato te alcanzo, nunca llegará.

Gracias

Published by El abajo firmante under on 11:04:00 a. m.
He leído a muchos algo deprimidos. No es por presumir pero yo he tenido muy malas temporadas. Dolores que me hacían desean la muerte o al menos poder desmayarme y dejar de sentir, una descompesación que terminó en intravenosas cada media semana para poder seguir con esto que le llaman vida. Me he parado de cuanta caída pueden imaginar, llevo once golpes graves distribuidos por el cuerpo. Tengo un cuello qua parece matraca, la rodilla se desacomoda cada semana y la nariz de pronto se queda de lado y tengo que acomodarla con un poco escandalo.

A los 24 años necesitaba ayuda para cambiar mis pañales y no era capaz ni de acomodarme en mi silla de ruedas sin llorar de dolor. Me he accidentado en casi todo tipo de vehículos, afortunadamente en avión solo fue un susto, casi mojo el asiento pero de un traqueteo no paso.

Aquí sigo y seguiré según lo pronostican las malas lenguas. Y me atrevo a dar consejos a quienes sé me leen y espero tomen en cuenta. La vida sin dolor no es vida. Creanme, siempre se aprende algo, aunque sea a caer pero algo aprendemos. A alguien podemos ayudar o algo tendremos que hacer en la vida que nos mantiene por acá. Hace dos días platicaba con mi más reciente amigo que ya parece mi hermano y lo mismo salimos a dar vueltas en moto que jugamos texas con los viciosos de la noche o visitamos bailarinas y la hacemos de malos consejeros. En la platica salió el tema de la religión, un asunto del cual me mantengo prudentemente separado pero no lo aparto de mi vida. La plática me recordó muchas cosas, entre ellas todas las apariciones extrañas que siempre ocurren en mis accidentes, los momentos en que oportunamente he estado ahí para alguien.

Me he pasado de mala persona pero existe una imágen muy querida en esta ciudad que según dicen algunas personas muy religiosas le encanta cuando quien le acomoda en semana santa el traje y las joyas es su servidor, o sus flores.
Existen dos personas que aseguran les salvé la vida, en una de esas ocaciones yo estaba a punto de irme de borracho y de pronto equivoqué la ruta.
Una madre de familia me dió uno de los mejores regalos en la vida cuando reconoció que gracias a mis juegos y motivación su hija había retomado las terapias y la escuela. Yo me pusé a llorar en el momento y es que esa niña fue quien me enseño a usar la silla de ruedas, y yo solo le enseñaba a jugar y me la pasaba diciendole que la silla no era una limitante para la vida.

Las enfermedades, los accidentes, los dolores, la vida pasan por algo. Y se que la fuerza suprema no nos manda nada que no podamos superar. Y con un buen trabajo de nuestra parte siempre salimos adelante, así salgamos al panteón pero debemos hacerlo con estilo. Y cual es la mejor forma de tener estilo? Una sonrisa y a mandando a la chingada los prejuicios.

Esto, aclaro, se los dice un tipo con apenas un poco más que un cuarto de siglo que ha estado en más accidentes de los que puede enumerar, que ha salido de una cueva en camilla, con una colección bastante grande de radiografias y cicatrices a punto de desaparecer, con alergias a la mitad de las cosas a las que se puede tener alergias, con un pronosticado futuro cancer por herencia familiar, con una suerte tan maravillosa que aún sigue contento de vivir. Soy feliz con mis dolores diarios.

Sean felices, no me cansaré de decirlo. Pueden no creerme pero siempre exiten angelitos por ahí. Pueden ser inmateriales y les llamamos azar, materiales y les llamamos amigos, virtualvivientes y les llamamos blogueros (persnas que sigo y leo a diario). Siempre estarán ahí los ángeles y nos dan algo que no tenemos o bien quisieramos tener.

Se les agradece a todos los ángeles, la malquerida con comentarios amistosos, la muejr de 30 que me ha enseñado mucho sobre como no debo tratar a mis amigas, la frustrada que dan ganas de abofetear y despertar, al niño de las mariposas que ha vuelto a aparecer y me ha asustado esta mañana, la virgen berrinchuda que me ha salvado de varias, a todos.

Y solo recuerden que la suerte sí existe pero favorece solo a quienes saben apostar.