Anónima

Published by El abajo firmante under on 3:05:00 p. m.
Haré un mini resumen. El sabado de nuevo llegué al bar dónde fuimos bien atendidos hace unas semanas. La experiencia fue mejorada por mucho. Fuimos muy bein tratados por los meseros, la administradora y las edecanes. No gastamos más de lo presupuestado y nos divertimos bastante.
Salimos rondando las 4 am del domingo unas dos horas después de que el bar fue cerrado. Adentro estabamos solo los meseros, unos 3 o cuatro clientes, las edecanes, administradora, las amigas de las edecanes, los dos gorilas y el DJ.

Como se imaginarán nos portamos como autenticos caballeros y no importó que una pequeña tela triangular se moviera ritmicamente frente a mi mientras su usuaria bailaba sobre la barra, seguí siendo respetuoso. Y la verdad estaba encandilado por quien estaba del otro lado de la barra. Una monita de quien no recuerdo el nombre pero si los ojos, la sonrisa y un fabuloso lunar.

De hecho la monita hizo la noche, ella puso a las bailarinas/edecanes frente a nosotros en la barra, las cervezas por las que no pagamos, los cacahuates, las sonrisas, las confidencias y consejos, hasta la torta y el baile final sobre la mesa.

Terminé contento, divertido y con suficiente sueño para dormirme hasta el domingo por la tarde. Hace rato recordé a la monita y no recuerdo su nombre. Lástima, tendré que regresar este fin y preguntarselo. Al cabo que prometió el baile sobre la barra si volvíamos.

0 reclamos y/o mentadas.:

Publicar un comentario