No es enojo, es encabronamiento.

Published by El abajo firmante under on 3:42:00 p. m.
Hoy por la mañana un taxista imprudente me obligo a meterme entre dos coches en el alto porque nomás no freno y casi me aplasta contra el cavalier que tenia al frente.

Me dijé ese fue el susto y mal trago del día y llegué como siempre a trabajar. Pare la moto donde siempre lo hago y me pusé a trabajar con los audifonos puestos. Un ruido raro me sacó de balance y pensé: otro motero que se da en el tope. Luego escuche un "tu moto" que no me gustó nada. Desde el balcón la ví tirada casi tapada por una camioneta de tres toneladas. No entiendo porque le pego (bueno porque el tipo de la camioneta es un pendejo) si tenía espacio suficiente de ambos lados, salió del estacionamiento a menos de 10 km/h y la moto no le estorbaba a menos que de plano se cerrara sobre la banqueta.

Bajé y el tipo quedó de pagar, ya llamé para cotizar y en partes le saldrá casi en la cuarta parte de lo que me costo la moto. Por ahora mi moto esta arrumbada junto al baño de la recaudación y espero la llamada del monito para arreglar los pagos.

Le quedan 20 minus o iré al MP.

1 reclamos y/o mentadas.:

la MaLquEridA dijo... @ 28 de agosto de 2009, 16:36

Hasta me cansé de leer, al ver todo lo que hiciste, uuffff!!!

Y cuando hablabas de la ¨chaparra¨me dije ¡ ah caray! cómo que la ¨chaparra¨tiene refacciones, fiuuu! qué susto.


saludos, que todo vaya bien.

Publicar un comentario