Ego

Published by El abajo firmante under , on 7:19:00 p. m.
Yo, Yo, YO!

Soy un ser egoísta, mal humorado y prepotente según la mayoría de las personas. Me leen y me dicen que me pasé con este o aquél comentario. Me escuchan y responden a la defensiva, me conocen y piensan que tipo tan mamón y pesado. Pero cuando en verdad me conocen las cosas cambian y las opiniones también.

Para presentarme bien debo declarar algunas cosas.
En primera soy un lesbiano, es decir, me criaron como el clásico niño sobreprotegido por las abuelas, consentido por las tías, sin figura paterna visible, entre mayoría femenina y con primas que no ayudaron en nada a formar una imagen masculina en mí. Sin embargo el plan les falló en algo y soy un devoto admirador de la belleza femenina y me encantan las mujeres como pareja.

Soy fugitivo de tres universidades, lo cuál fue una sorpresa para muchos pues hasta la preparatoria fui considerado un ñoño fatal. Matemático era mi apodo y gané algunos concursos en esa asignatura y dicen que destacaba en otras, paro la escuela nunca me gustó.

He tenido etapas monomaniacas en varios campos, lo mismo me interesó la matemática que la exploración de cuevas, ahora ando metido en lo referente a la moto. Pero han pasado muchas y variadas etapas. Por orden más o menos cronológico fue el escultismo, llegué a guía de patrulla, matemáticas (3er lugar nacional a los 15 años), poesía publicando en un periódico local cada semana con un grupo de talleristas también jóvenes, fotografía frustrada por robos de cámaras, AJEF (sin comentarios), cuentista con poco exito, vegetariano hasta la anemia que casi me mata y use de pretexto para dejar la primera universidad, maestro de matemáticas para niños chongos, ñoño en administración, director de equipos de simulación empresarial, espeleología y trabajos con cuerdas, bicicleta, kayak, escultismo de nuevo, campismo de bajo impacto. Lamentablemente mi alimentación siempre ha sido descuidada y las actividades no han dejado muy buen físico. Para colmo me metí a cocina en varias ocasiones y puedo presumir que cocino mejor que cualquier ex novia.
Informática, cuento de nuevo, letrista para algún amigo cantante, organizador fallido de eventos. En fin, hasta del origami fui víctima.

Mi abuela me dijo que un hombre debe saber hacer de todo, así podría mandar y corregir con conocimiento de causa y en su caso hacer sin ser corregido. Por lo tanto aprendí desde reparación de bicicletas, un poco de CAD, a coser, tejer y cocinar, principios de plomería y hasta instalaciones con tablarroca. En fin de hambre no me muero y siempre puedo reparar casi todo lo que se descomponga en la casa.

Como verán el ego está medianamente fundamentado, no soy guapo lo acepto pero para algunas personas resulto atractivo. Por ahí alguien dice que mi voz le parece atractiva aunque a mi no me termina de gustar.

Muchos creen que mi inteligencia es mi mejor virtud pero me gusta creer que es mi sensibilidad. Me encantan los niños, extraño a mis hijos de los scouts y disfruto tremendamentejuagr con mis sobrinitas, esos demonios encantadores.
Me enternecen al menos diez cosas al día, las flores que nacen en las banquetas desafiando a la ciudad, los niños que sonríen sin motivo aparente, los comentarios escuchados al pasar, los enamorados que se miran y se deshacen, se entregan por los ojos. Lloró en casi todas las películas, si escucho una buena canción tiene el mismo efecto en los lacrimales. Admiro a los discapacitados que salen adelante, a las madres solteras, como mi madre y mi abuela, a los padres que llevan temprano a sus hijos al kinder y sonríen al hacerlo.
Me encanta escuchar música, sobre todo si la canta algún amigo. Me encanta caminar sobre todo si es bajo la lluvia o en alguno de los fabulosos bosques mexicanos. Adoro las peceras aunque me dan tristeza al ser prisiones. Soy un chillón compulsivo.

Pero me dan repele muchas cosas: los tipos que tiran chicles en la calle como el que se quedo estampado en la visera de mi casco el sábado, las mujeres que presumen su alcoholismo, los intelectualoides que pululan en mi ciudad, los closeteros negados, las personas que me creen un misógino, los tipos que creen que el dinero es para comprar amor y amistad, las mujeres que se lo venden y los gorrones que no faltan. Las mujeres infieles, aunque confieso ayudarles a poner el cuerno, los mediocres, las personas totalmente simples, las madres sobreportectoras, en fin.

Para los que creen conocerme posiblemente lo anterior les sorprenda un poco, para los que quieren concomerme todo lo anterior queda a manera de advertencia.




1 reclamos y/o mentadas.:

PKE dijo... @ 9 de julio de 2009, 0:44

INTERESANTE... Cosas que no sabía, otras que ya y varias que se te escaparon... "cada persona está hecha de hermosos y específicos detalles que me hacen recordarlas" tus detalles siguen presentes de vez en cuando...

Publicar un comentario