El silencio.

Published by El abajo firmante under , , , , , , , , , , , , , , , , on 8:09:00 p. m.
Antes de cualquier cosa declaro que no soy un silencioso. Me encanta hablar y escribir.

Cada vez me repugna más el mundo. Todos están molestandote con tal de que los escuches, le suben a todo al estéreo del coche, gritan cuando tienen una llamada telefónica, saludan de banqueta a banqueta a grito pelado, tocan el claxon como si de ello dependiera su vida, en fin. Estos son los clásicos ejemplos, bueno eran los clásicos ejemplos. Hoy me molestan de otra manera: me piden leer lo que no pedí leer y me escibe quien no pedí que lo hiciera, ser amigo de quien no conozco, descifrar códigos idiotas denigrantes del lenguaje, entrar a grupos de discusión y para colmo sobre temas que no me interesan.

Para que me entiendan supongan lo siguiente:

Se encuentran en una fiesta, llegaron y fueron presentados. A los 5 minutos ya todos saben tu nombre y como aparentas tener una conversación agradable todos te invitan a conversar. Ok, lo agradeces y conversas con algunos. Otros anotan tu número o dirección y quedan para después. El lunes te despiertas y en la puerta están tres de los invitados a la fiesta, desayunas con ellos y otros dos te acompañan al trabajo.
Llegas a la oficina y el quitagrapas (léase supervisor) ya te está pidiendo las fotos de la fiesta por un amigo de su compadre estaba por ahí.
A la hora de la comida ya recibiste tres o cuatro llamadas de personas que resultan ser conocidos de tus conocidos y la sociedad lte sugirió como su posible amigo, es decir conocen al mismo borracho ambos.
Comiendo te enteras por un mensaje de texto que tu ex. La que te cortó antes de la fiesta ahora anda con fulano. ¿cómo te enteraste de esta manera? pues el mensaje fue masivo y en menos de media hora habrá unas quince personas pintando grafitis en la fachada de tu casa preguntándote porque terminaron. Luego pasan y pintan la casa del vecino y le dans u dirección para hacer lo propio en sus casas.

Antes de ir a casa notarás que ahora también pintan la fachada de tu oficina y te invitan mediante estos grafitis a pintar sus casas, usar su mismo shampoo y formar un grupo de terapia para analizar por qué te dejo la monita aquella. Claro tu no sabes que en el callejón más cercano a tu casa ya existe un foro en que todos van y pintan cosas de las que te avergonzarías.

Pasan los días y tus conocidos, sus referidos, los conocidos de estos y así al infinito están peleando por ver quien tiene más contactos. Y entonces te darás cuenta de que lo mismo el pornógrafo infantil (léase cura de la esquina de tu casa), el poli de la entrada a tu oficina, el regidor de hacienda del municipio y el dealer de kiosko del zócalo comparten el mismo círculo de amistades que tus sobrinitos de diez años y se reunen en el pochote para discutir la profundidad de las palabras de Naruto mientras hace lo que sea que haga en esa serie idiotizante y adictiva.


¿Qué harías o pensarías en ese momento? Desearías no haber entrado a esa fiesta, ¿correcto?

Bien me arrepiento de entrar a redes sociales. No quiero conocer más gente que la que pueda tocar cuando la salude. Me canse de rechazar cadenas y advertir que no quiero leer por 40va vez el mismo chiste de pepito ( he llegado a pensar que en la red existen 80 mensajes y todos son reenviados millones de veces sin que nadie invente nada nuevo). Me convertí en un misántropo cibernético. Esto tiene sus ventajas y desventajas. La principal ventaja, solo converso con quien es necesario y cuando lo es. La segunda tengo silencio en el correo electrónico y el correo del trabajo solo tiene eso correos del trabajo. Existe una tercera, si hablo me escucha solo quien tiene interés y no molesto a nadie; es decir, nadie está obligado a leerme, pero tengo más lectores que intercambios de palabras con mis conciudadanos.

Las desventajas son raras, los tweeteros dicen que soy un autista porque ellos no se enteran momento a momento de lo que hago o dejo de hacer, los fotologueros Ti3N3n 1 XtR4Ni4 f0rM4 D no a-CrC NtNdr y la verdad no quiero ni imaginar que clase de boberías tendrán por ideas, los jaifaiveros (sic)siguen compitiendo por juntar el máximo número de amigos ¿de cuàntos de esos amigos pueden decir que identifican por la voz o el aroma? Yo sí reconozco a mis amigos sin verlos y eso no tiene comparación. Otra gran desventaja es que se me juzga como tecnófobo cuando soy lo contrario. Y como no saben ni lo que hago creen que escribo el blog desde una olivetti.

Solo quiero aclarar algunas cosas:

1.- Me gusta mi silencio, si lo interrumpes te elimino y me vale que me boletines como mal amigo en todas tus redes sociales. No hay bronca ni las uso.
2.- No soy tecnófobo ni vivo fuera de linea, paso diez horas diarias frente a monitores, manejo al día información de al menos quince portales distintos, leo lo que me gusta y vale la pena linkear, uso el celular para lo necesario y a fin de mes regalo minutos a mis amigos para que se acabe mi bolsa, pues no les llamo pal chisme, platico y convivo con ellos. No soy enemigo del internet ni la comunicación a distancia, mi trabajo es mantenerme en linea y mediante VoIP y correo electrónico solucionar problemas manejando tres sistemas de consulta distintos y uno más de datos fiscales.
3.- Si en una de esas redes sociales has sido admitido por mi usuario: pobre ingenuo nunca verás nada nuevo ahí a menos que sea que acepte a otro ingenuo.
4.- Sigo sonteniendo que el degradar el lenguaje es degradar al ser humano. No tengo nada contra los neologismos pero por el amor de Dios, eliminen la escritura emo-analfabeto de sus correos sobre todo si se trata del trabajo.
5.- Les agradezco a todos los lectores sus visitas y lecturas, espero ya haber conocido a la mayoría de ustedes y conocer en verdad a los que hagan falta, me da mucho gusto saber que el 53% de las visitas son visitas recurrentes.


Sean ustedes siempre bienvenidos a leer y aquí sí está permitido el grafitti en los posts.

2 reclamos y/o mentadas.:

Anónimo dijo... @ 20 de junio de 2009, 11:52

Entonces no estaba equivocado cuando sin querer ofendí a un "noño"(perdón por la vulgaridad) de la REFORMA. La ciudad de Oaxaca se me hace como un pueblito desparramado, casi todos te conocen, aunque no seas de la elite cultural, política o económica. Respecto a que todos quieren llamar la atención, son síndromes de inferioridad-superioridad(otra vez mi estupidez al no ponerle la atención a mi maestro-psicólogo en clases) que en ocasiones hasta los más autocríticos o críticos de esta sociedad tan superficial, caen en esos vicios sin darse cuenta, actuan de manera inconciente o subconciente.

Xavier Fernando dijo... @ 21 de junio de 2009, 12:44

que vas a llorar???????

Publicar un comentario